PERIÓDICO "EL ORDEN"

Autor: Hugo Daroca.
Publicado en: Diario "El Argentino" el día 9 de febrero de 2014.
Entre los numerosos periódicos editados en nuestra ciudad en el siglo XIX está el vespertino El Orden. Se titulaba como: “Político, Comercial y Literario”. Impreso en la Imprenta El Comercio, ubicada en calle Urquiza, su gerente era el señor Nicanor González. Se trata de un trisemanario cuyo primer número salió el miércoles 18 de diciembre de 1872; aparecía los domingos, miércoles y viernes.

Era un periódico liberal y progresista. Hacía fe de ello al sostener en su primer número: “Profesamos ideas liberales, amamos la libertad y rendimos culto al derecho y a la ley, queremos que se cumpla sin obstáculos la ley inmutable del progreso, del progreso indefinido en todo orden y creemos que para que esto sea, es necesario que el imperio de la paz se afirme, que el orden se consolide....”. Explica que como custodios de la paz y el orden, es que adoptan como lema la palabra “ORDEN”. Ella expresa y testimonia los sentimientos que los inspira. “Sin paz no hay libertad, trabajo, ni industria y ni comercio...”.

Al poco tiempo el periódico dio pruebas de ese ideario liberal en un editorial en el que se oponía a la idea de que el Vicepresidente fuera candidato a Presidente. Lo hace invocando el artículo 77 de la C.N. que establecía: “El Presidente y el Vice –presidente (¿así está escrito en la C.N.?) durará en sus empleos el término de seis años; y no pueden ser reelegidos sino con intervalo de un período”. Interpretaba el editorialista tal aserto de esta manera: “en nuestra opinión no puede ser otro que el que se desprende su texto, es decir que el Presidente y el Vice-presidente no pueden, ni deben operar ninguna de las funciones que les son anexas a esos puestos, por consiguiente que ninguno de ellos puede ser reelecto, ni nombrado sino con un intervalo de un período”. Se había lanzado esa idea, con mucha anticipación, pero ya circulaba en varios lugares y los medios porteños se habían hecho eco. Se trataba en los clubes, en los círculos y en cuanta reunión hubiera. Se pretendía instalar en la opinión pública que el vicepresidente, Dr. Adolfo Alsina, fuera el futuro candidato a Presidente de la República, en clara violación a lo establecido en la Constitución Nacional. 

Para impedir que se violara la Constitución, El Orden recuerda lo que había sucedido en nuestro país, cuando se aproximaba la finalización del mandato del general Urquiza como primer presidente constitucional. En Paraná asomó ─también en algunos otros lugares del país─ la idea de que el Dr. Salvador María del Carril, vicepresidente de la República en ese entonces, fuera designado Presidente y el general Urquiza, Vice-presidente. Solución a la que el general Urquiza se opuso tenazmente. No porque no quisiera desempeñar un rol secundario, sino porque con ello se violaba lo prescripto por la Constitución Nacional. Argumentaba que mucho había luchado para conseguir el dictado de la Constitución para ser él quien violara sus preceptos. Todo un republicano.

Agregaba que si prosperara esa idea se daría un golpe de muerte a la disposición constitucional, que con muchísima razón y fundamento prohíbe la reelección de esos altos funcionarios. Con enjundia el periódico consideraba que el cambio de ubicación violaba la Constitución. Era una monstruosidad que adolecería de nulidad absoluta e insalvable.

El Vicepresidente era el Dr. Adolfo Alsina. No fue electo Presidente. Asume el período 1874-1880 el Dr. Nicolás Avellaneda.

-------------------------------------------------------------------------------------------------
-------------------------------------------------------------------------------------------------