RECREO ARGENTINO. DESTACADO SOCIO FUNDADOR OLVIDADO

Autor: Hugo Daroca.
Publicado en: Diario "El Argentino" el día 20 de febrero de 2011.
CLUB RECREO ARGENTINO GUALEGUAYCHÚ
Apolinario Benítez fue socio fundador del Recreo Argentino. Así se lo calificó en los pri­meros años que siguieron a la fundación; lo que no ha sucedido en nuestros tiempos.

Con un préstamo en dinero, Benítez cola­boró en la compra imprescindible de los pri­meros muebles para que funcionara la nacien­te entidad. El Primer Reglamento de la Socie­dad Recreo Argentino reconoció como socios fundadores a los que "oblaron la cantidad de una onza para los gastos de planteación de la sociedad" (cap. IV, art. 3, de 1864)

María Felisa Obispo Murature (1) transcribe la nota publicada por El Noticiero (2) el 6 de enero de 1891, y reproduce la lista de los que efec­tuaron el préstamo. El listado es encabezado por Apolinario Benítez, el único que podía aportar el dinero sin problemas, "los demás no podían jugar con la fortuna".

En coincidencia, Germán Dubosq asegura que "el acta de fundación la firmaron 39 asis­tentes que fueron los fundadores de la institu­ción", "a quienes se agregaron otros que fue­ron los tomadores de un préstamo de 280 pe­sos bolivianos destinados a la compra de los muebles imprescindibles". Entre ellos se des­taca Apolinario Benítez.

A su vez, la profesora Claudia Argañaraz (3) relata que: "Emitidos los títulos fueron lanza­dos al mercado y se colocaron entre 'los pode­rosos', como por ejemplo don Apolinario Bení­tez, uno de los proveedores de fondos".

En conclusión, la categoría de socio funda­dor del Sr. Benítez es irrefutable. En las publi­caciones efectuadas con motivo de cumplirse los 30, 100 y 150 años de la fundación, se lo menciona como tal. No obstante estos antece­dentes, su retrato no figura en la galería de so­cios fundadores y se omitió su nombre en la placa -con la lista de los fundadores- que se colocó en la sede social, en el 80º aniversario.

Apolinario Benítez nació en Gualeguaychú. Hijo de José Benítez, portugués de origen, y de doña Rosario Echazarreta, familia tradicio­nal de Gualeguaychú (4). Su padre fue un pres­tigioso hombre de negocios; Comerciante en ramos generales, propietario de un saladero y armador de su buque denominado "Vence", que surcó los mares llevando los productos del sa­ladero de su propiedad y retornó con merca­dería para su establecimiento de ramos gene­rales. Cuando el saqueo de Garibaldi a Guale­guaychú, en 1845, fue el comerciante más per­judicado, incluso perdió la goleta "Joven Emi­lia".(5)

Apolinario Benítez se casó en 1875 con Car­men Dolores Josefa de Alvear y Pacheco, her­mana de quien fuera presidente de la Repúbli­ca, don Marcelo T. de Alvear. De ese matrimo­nio nacieron tres hijos: Adán, Lidia y Eda. Después de fallecido, su viuda pasó a ser princesa de Wrede por su casamiento en segundas nupcias con el aristócrata alemán príncipe de Wrede. Eda Benítez, hija de don Apolinario, también fue princesa de Wrede por haberse casado con quien era poseedor de este título.(6)

Recordemos a este prestigioso socio como lo hace una historiadora: (7) "...era un entrerriano 'semi-porteño', elegante, sociable, financista-político, actuaba en las altas esferas de Bue­nos Aires. Relacionado con los ministros del Interior, Dr. Dalmacio Vélez Sársfield, y de Guerra, general de división Martín de Gainza, era distinguido por el presidente Domingo F. Sarmiento. Estaba comercialmente relaciona­do con los hacendados y propietarios más ri­cos del sur de Entre Ríos, por ser banquero e integrante de la firma J. Benítez e hijo. Desa­rrolló numerosas actividades políticas, finan­cieras, bancarias, industriales y comerciales."

Durante la presidencia de Sarmiento desem­peñó en política un papel de primerísimo pla­no. En los meses posteriores al asesinato de Urquiza (11 de abril de 1870), tiene preponderante actuación en todo lo que ocurre en la Provincia, principalmente en nuestra ciudad.

El 16 abril de 1870, a través de una misiva redactada por Olegario V. Andrade, 62 vecinos de Gualeguaychú le recriminan al nuevo go­bernador López Jordán haber aceptado el car­go y le piden que renuncie. Entre las personas destacadas de Gualeguaychú que la firman, fi­gura Apolinario Benítez.

En nuestra ciudad regía la ley marcial cuan­do el general Emilio Mitre sale a campaña. Apolinario Benítez queda a cargo de la Guar­dia Nacional de Infantería.

Este distinguido socio del Recreo Argentino fue nombrado por decreto del presidente Sarmiento, el 20 de junio de 1870, Gobernador Provisorio de la Provincia de Entre Ríos, cargo que no llegó a ocupar por la decidida oposi­ción del general Ricardo López Jordán. De­sempeñó el cargo de Senador Nacional por la Provincia, desde 1871 hasta 1875, en que fina­liza su mandato.

Como empresario fue Presidente de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires (1871-1872) y de los fundadores de la Sociedad Rural Argen­tina. Colaboró con cuanta iniciativa hubo en la ciudad. En 1863 fue socio fundador de la Com­pañía Naviera de Gualeguaychú, que incor­poró a sus flotas uno de los primeros barcos de vapor, el "Era", cuyo arribo a nuestro puerto constituyó un acontecimiento. (8)

Como banquero fundó el primer Banco de Emisión de la Provincia (9) que denominó "J. Benítez é hijo". Este banco abrió sus puertas provisoriamente el día 10 de noviembre de 1866 y se instaló definitivamente el 12 de ene­ro de 1867. Emitió billetes de cinco pesos lito­grafiados con la imagen de su padre, don José Benítez.(10)

Beatriz Bosch (11) dice que "...La iniciativa privada en materia económica cobra impulso en los años 1866 y 1867. Dos bancos más en­tran a operar: el de José Benítez y Cía. y el de la firma Oxandaburu y Garbino, ambos radica­dos en Gualeguaychú. Emiten billetes a la par de otros ya existentes...". El banco Benítez proporcionó bienes para Gualeguaychú y sus billetes circulaban por toda esta Provincia, donde contaban con agentes que se encarga­ban de sus operaciones. El establecimiento estaba ubicado en la calle Urquiza y Europa (actualmente Italia), ángulo sudoeste. La enti­dad financió el primer ferrocarril de Entre Ríos, que va desde Gualeguay a Puerto Ruiz.

Benítez fue propietario de un saladero, cerca de la Villa Colón, a cuyo alrededor creció un poblado precursor de la ciudad de Liebig, cuando Benítez ya lo había vendido.

La misión más importante que le encomen­dara el presidente Sarmiento fue la de conduc­tor y estratega del Ejército Nacional en Pa­raná. Logró mediante prédica constante e in­tensa levantar los ánimos de las tropas y sal­vaguardar intereses privados coincidentes con objetivos políticos y militares.

Cumplió su misión con gran perspicacia, sacó al ejército de su inacción y se convirtió en el gran conductor. Emplea todo su ingenio para poner al ejército en condiciones de derro­tar a López Jordán y consigue la colaboración del gobernador de Santa Fe, don Mariano Ca­bal, quien había sido su socio en algunos ne­gocios.

Siempre su voz fue muy escuchada, co­mo cuando se tuvo en cuenta que en Entre Ríos era necesario cambiar los mandos y unifi­carlos. Así es reemplazado el general Emilio Mitre y el propio ministro Gainza viaja a la Provincia -donde habían relevado a dos gene­rales- y nombra al general Andrés Gelly y Obes comandante de todo el ejército de Entre Ríos.

NOTAS
(1) OBISPO MURATURE, María Felisa; "Centenario del Club Recreo Argentino", Paraná 1960, p. 14.
(2) Ibid. p. 45.
(3) ARGAÑARAZ, Claudia; "Historia del Recreo Argentino", monografía presentada en el Instituto Sedes Sapientiae, 2001, p. 19.
(4) CENTRO DE GENEALOGÍA DE ENTRE RÍOS, Buenos Aires, 2003, Rev. N.a 1, p.59.
(5) PÓRTELA, Manuel; "Asalto y saqueo de Guale­guaychú por Garibaldi", Gualeguaychú 1945, p. 4.
(6) CENTRO DE GENEALOGÍA DE ENTRE RÍOS; op. cit., p. 60.
(7) DUARTE, María Amalia; "Tiempos de Rebelión. 1870-1873", Buenos Aires, 1988, p. 28.
(8) PIAGGIO, Enrique Ángel, Evocaciones del Ayer, Gualeguaychú, 2004, p. 30.
(9) BORQUES, Juan Carlos, Ensayos históricos so­bre el periodismo de Gualeguaychú 1849-1870, Gualeguaychú, 1919, p. 181.
(10) ARCHIVO Y PINACOTECA del INSTITUTO MAGNASCO; "Legado del Padre Borques.", Gualeguaychú, 1933, Biblioteca Andrade.
(11) Historia de Entre Ríos, Buenos Aires, 1991, p. 230.


--------------------------------------------------------------------------------------------------
ARTÍCULOS RELACIONADOS...
--------------------------------------------------------------------------------------------------